Arona pone en marcha su primer plan municipal que trabaja las adicciones al móvil, a redes sociales o a juegos de azar

Ayuntamiento de Arona 22 de febrero de 2019 Por
El alcalde, José Julián Mena, acompañado por el concejal del área de Educación, Leopoldo Díaz Oda, ha presentado hoy el IV Plan Municipal de Drogodependencias y Adicciones 2019-2022 ante la Comisión Municipal de Drogodependencias y Adicciones. Por primera vez, este programa tendrá en cuenta las adicciones comportamentales, tales como el uso abusivo del teléfono móvil, las redes sociales, juegos de azar o videojuegos.
Comisión1

El alcalde de Arona, José Julián Mena, acompañado por el concejal del área de Educación, Leopoldo Díaz Oda, ha presentado hoy ante la Comisión Municipal de Drogodependencias y Adicciones el IV Plan Municipal de Drogodependencias y Adicciones, que estará vigente entre 2019 y 2022 y que, por primera vez, convierte en prioridad la prevención de adicciones comportamentales, es decir, aquellas que no dependen de una sustancia, tales como el uso abusivo del teléfono móvil, las redes sociales, los juegos de azar o los videojuegos.

Conformada por diferentes actores, la comisión municipal celebrada hoy tiene carácter participativo y trasversal y de ella forman parte tanto las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, los equipos directivos de centros educativos, orientadoras, educadores y trabajadores sociales, el Servicio Canario de Salud, ONG, grupos de autoayuda, organizaciones de acción social, agentes sociales, áreas municipales y la Unidad Municipal de Adicciones, entre otros.

José Julián Mena ha recordado que “Arona es un municipio pionero en Canarias tanto en la concienciación como en el trabajo de prevención, comenzando a intervenir en el ámbito educativo y familiar desde 1996 y aprobando en 1999 su primer plan municipal de drogodependencias. No obstante –ha agregado- la propia realidad social nos ha llevado a incluir en éste hábitos aparentemente inofensivos que pueden convertirse en adictivos y que suponen un auténtico problema para muchas personas y familias, como las adicciones a internet, al móvil, a los videojuegos o a los juegos de azar, sin olvidarnos de los efectos de las drogas en la conducción, que es el objetivo de los talleres que hemos iniciado en todas las autoescuelas de Arona”.

Mena: “Un plan con recursos y financiación estables”

Mena, quien ha destacado la necesidad de consenso y acuerdos en esta materia “por encima de siglas políticas”, ha subrayado que “si ya veníamos realizando talleres sobre los riesgos que comporta internet, en el plan 2019-2022 los vamos a extender a los juegos de azar y a los videojuegos. Es un plan realista –ha agregado- porque hay muchas acciones consolidadas con recursos humanos y financieros estables y,  vamos a seguir apostando por intervenciones a medio y a largo plazo, como requiere la prevención”.

Por su parte, Díaz Oda ha enumerado que “el año pasado llegamos a 5.825 alumnas y alumnos de Educación Primaria y a 2.982 de Educación Secundaria con las acciones de educación para la salud, a los que hay que sumar la participación de 664 personas en formación a las familias, así como las acciones comunitarias y en el ámbito laboral, además de los talleres que se desarrollan en las autoescuelas”, ha añadido.

Las adicciones incluidas en este plan municipal representan una realidad compleja que ha de entenderse como interacción de múltiples factores. Las adicciones a internet y al teléfono móvil surgen cuando los usuarios recreativos descuidan sus rutinas diarias para permanecer conectados o bien sustraen horas al sueño, al rendimiento académico y laboral o descuidan la alimentación, entre otras conductas.